20 de agosto de 2017

Un pintor gijonés muy notable

La búsqueda de Mariano Moré
Mariano Moré Cors. Nació en Gijón el 7 de mayo de 1899
Una serie de iniciativas que han cristalizado en los últimos meses reivindican al versátil pintor gijonés, un creador notable y de formas muy reconocibles
Oro negro de Mariano More
Estamos en el año de Mariano Moré. Creador notable y de formas reconocibles, la obra del artista gijonés, fallecido en 1974, ha cobrado un protagonismo inusitado por la confluencia de una serie de iniciativas que han cristalizado en los últimos meses. Entre ellas, destacan la gran exposición que le dedica el Museo Nicanor Piñole y la publicación de "El pintor Mariano Moré (1899-1974)", un estudio monográfico a cargo de Juan Carlos Aparicio Vega.

19 de agosto de 2017

Constantina (Tina), represaliada por las protestas mineras

El retrato de Tina, rapada por la Policía
Ilustración de Alfonso Zapico
La historia de Constantina Pérez Martínez, represaliada por las protestas mineras asturianas y que fue reconocida en varias obras de arte
Ilustración de Alfonso Zapico
Eduardo Arroyo es uno de los artistas plásticos más característicos de la transición española. Nació en Madrid en plena guerra civil y creció en la posguerra conociendo a fondo el ambiente del primer franquismo. Después de estudiar periodismo, evolucionó hacia la pintura a partir de una estancia en París, donde residió desde 1957 y allí inició su carrera como pintor desarrollando un estilo fácil de identificar, con líneas muy definidas, colores planos y un dibujo que seguía la tendencia internacional marcada entonces por el "pop art".

17 de agosto de 2017

La Asociación de Hijas de María en el concejo de Mieres

Las Hijas de María de La Rebollada
Vista general de La Rebollada (Mieres) en el año 1930
El origen de la fiesta de la Inmaculada Concepción en el concejo de Mieres
Colegio de las monjas Dominicas de la Rebollada
Las fiestas de la Constitución y de la Inmaculada quizás sean las que todos los españoles conocemos gracias al puente o porque estas fiestas reducen nuestra semana laboralmente. Lo cierto es que hoy apenas nadie se acuerda que este día, en Mieres, tenía su propia entidad. Para contextualizarlo nos remontaremos a los inicios de esta fiesta a nivel nacional y después a nivel local. La fiesta de La Inmaculada Concepción de María surge de la creencia católica que sostiene que Dios preservó que fuese concebida "libre de pecado" (de ahí que se la designe "libre eres de gracia") a diferencia de cualquier ser humano por ser descendientes de Adán y Eva que fueron alcanzados por el pecado original. El 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX, promulgó un documento llamado "Ineffabilis Deus" en el que estableció que el alma de María, en el momento en que fue creada e infundida, estaba adornada con la gracia santificante. Para determinar la fecha en la cual fue concebida María en el seno de su madre, hay que restar 9 meses, así llegamos al 8 de diciembre. Desde aquella, es una de las verdades en las que los católicos creen, aunque a veces, no la entiendan. Es lo que se llama Dogma o artículo de fe.

16 de agosto de 2017

El pintor gijonés Nicanor Piñole

El gran movimiento de mercado para poner en valor la obra de Nicanor Piñole
Autorretrato de Nicanor Piñole en el museo Nicanor Piñole
El pintor gijonés fue recibido por el Papa Pablo VI, quien le concedió un reconocimiento, y dos de sus óleos se incorporaron a salas del Vaticano
El Papa Pablo VI recibió a Nicanor Piñole
Ya el destino existencial lo había marcado desde los primeros meses de su existencia, ya que a los pocos meses de nacer, su joven padre, el capitán Nicanor Piñole, murió en el puente de mando del "Asturias", uno de los vapores más queridos por el empresario Melitón González García. De aquí que su benefactor fuese desde entonces aquel ejemplar naviero gijonés, que lo apadrinó y durante los dos años que le quedaban de vida hizo que nada le faltase. Tal como recuerda en su espléndido libro "Los pilares de Gijón", Francisco Prendes Quirós, aquel emprendedor nacido en el barrio de Ceares fue quien inicialmente dio el respaldo a dos emblemáticos pintores gijoneses: su sobrino carnal, Evaristo Valle, y su prohijado, Nicanor Piñole.