22 de septiembre de 2017

La fiesta “obligada” de los mierenses

La larga historia de la romería de los Mártires
La iglesia de los Mártires. de valdecuna. La Ermita fue construida entre los siglos XVII y XVIII, época que procede el rústico altar de piedra, descubierto en 1960 cuando se deshizo el anterior presbiterio para construir el actual Altar y Retablo de piedra.  Según algunas tradiciones la venida a Valdecuna de las reliquias estaría en relación con el traslado del gran relicario que es el "Arca Santa", desde Toledo a Oviedo, huyendo de los musulmanes.  Otra tradición habla de una cédula del Rey Favila permitiendo la edificación de una Ermita para albergar las reliquias de los Santos. http://asocmujerescontiempopropio.blogspot.com.es
La esencia religiosa de la fiesta, conserva toda su autenticidad y el acompañamiento de actos populares, también mantienen sus acentuados caracteres
Valdecuna Los santos San Cosme y San Damián.  Autora. Yolanda Zapico. (Ayuntamiento de Mieres)
Suenan de nuevo las campanas y el valle, el rincón natural más "afayadizo" del concejo mierense, se rinde a la nueva cita festiva, preparándose, con sus mejores galas, para la inconfundible cita multitudinaria de la festividad de los Mártires de Valdecuna, San Cosme y San Damián.
Durante unas pocas horas -quizás cuarenta y ocho- todos los caminos de la comarca del Caudal y bastantes de la región asturiana convergen en un punto exacto, geográficamente hablando, que se localiza en los altos del Valle de Cuna. Tiene al pueblo de Insierto, a sus pies, dispuesto a encontrarse de nuevo con este acontecimiento que reparte sus honores religiosos en torno a los Santo Doctores y luego lo complementa con la fiesta pagana que ofrecerá una amplia gama de viandas por las praderas circundantes al santuario, con la presencia de innumerables pandillas, juveniles, familiares y presencia activa de toda la especie humana.

21 de septiembre de 2017

La "cuevona" un referente paleolítico a la orilla de la carretera N-630

Sidrán, túnel de la Historia
Hombre de Cro-Magnon. (pintura de Z. Burian)
El imponente perfil de la oquedad, situada a la orilla de la carretera N-630, ha sido un referente en Morcín desde el Paleolítico a la actualidad La "cuevona" sirvió de resguardo tranquilo y lugar de "pigazu" para romeros del Monsacro
Aspecto de la cueva en la actualidad
En agosto de 1993, la carretera de Castilla dejaba de ser el acceso principal a la Meseta para convertirse en vía secundaria. La apertura de los túneles de El Padrún cedió el testigo a la autovía A-66, de modo que la N-630, también conocida como "la general" o "la nacional" -"la vieja", desde entonces- quedó relegada al tránsito mayoritario de camiones, ciclistas y vecinos de Riosa y Morcín. Y es en este último concejo, concretamente en el punto kilométrico 39, donde tras una curva aparece por sorpresa el objeto de estas líneas: la "Cuevona". Aunque su nombre propio sea Cueva de Sidrán (no confundir con El Sidrón: esa está en Piloña), lo cierto es que esta caverna fue y sigue siendo, pese al olvido, un símbolo del trayecto por carretera de Oviedo a Mieres.

20 de septiembre de 2017

Los tonos del imperecedero “Ovetao” u “Ovetum”

Oviedo tiene color
Con ilustraciones del historietista asturiano autor de cómic regionalista,  Adolfo García (Manuel Adolfo García Fernández)
Vista general de la catedral de Oviedo. Ilustración de Adolfo García
Ver artículo del blog: 

El verdadero germen del asentamiento original en Ovetao (Oviedo)

Amarillo, blanco, gris y rojo son las tonalidades dominantes en la sillería de los edificios nobles de la capital Hoy las fachadas rivalizan con distintos matices
Calles del oviedo medieval - Ilustración de Adolfo García
Desde la cultura megalítica el hombre utilizó en las construcciones preferentemente materiales geológicos, a fin de lograr su carácter imperecedero. Obviamente, sólo podían permitirse el lujo de edificar con estos componentes pétreos los estamentos más poderosos: monarquía, nobleza e iglesia. La difusión de la técnica de sillería en templos, palacios o viviendas empezó a adquirir relevancia en Oviedo a partir del siglo IX, y se encuentra relacionada con las obras auspiciadas por los primeros regentes y poderes feudales. Constituye un hecho habitual que la arquitectura noble emplease rocas extraídas en canteras del entorno próximo o de zonas inmediatas, a fin de evitar el tedioso transporte.

19 de septiembre de 2017

"Desde Mieres informó José María Pellanes"

Un mierense en los frentes activos de su pueblo
José María Pellanes. Ilustración de Alberto Vázquez García
El cronista José María Pellanes se guardara en la memoria colectiva de los mierenses, el querido y emblemático corresponsal  fallecía en en Mieres la noche del lunes 7 de agosto de 2017 a la edad de 95 años
J.Mª Pellanes con el micrófono en mano haciendo su trabajo.En la foto, Juanin Mieres y Pepe Crespo (Gasparina).Junto a Pedro Mart
Acertado y emotivo el título de la columna que el maestro de periodistas, mierense de nacimiento, Julio Puente, le dedicó, hace días, a nuestro querido compañero José María Pellanes, tras su fallecimiento, llegado y asumido sin quererlo, a los noventa y cinco años. Ese "Desde Mieres informó José María Pellanes" es todo un alegato, una marca, un sentimiento, a su labor de tantos y tantos años, a su especial tratamiento de la noticia y el suceso, a la reacción de plena aceptación por parte de los oyentes de Radio Nacional, porque, dicho sin más, José María, como corresponsal de la emisora estatal, al igual que lo fue, durante varias décadas, del semanal "La Hoja del Lunes", hacía del hecho acaecido un relato singular. Y ello, al final, solo podía llevar el remate de "desde Mieres informó José María Pellanes".